Por favor: No le digas a un paciente con cáncer “deberías hacer esto para curarte”

673x6731245782170_flatolabia1

Imagen tomada de Internet

La palabra cáncer cambia por completo el mundo de quienes las escuchan, porque hay un temor enorme ante un diagnóstico de este tipo.

El paciente no sabe con exactitud lo que le espera, pero las primeras imágenes que vienen a su mente son las de una persona débil, enferma, sin cabello, padeciendo dolores… y con el constante miedo a morir.

¿Crees que una persona que se enfrenta a un diagnóstico tan difícil necesita de “consejos para recuperar su salud”? La respuesta es NO. 

Dado lo anterior, les compartimos un resumen del artículo “Don’t tell cancer patients what they could be doing to cure themselves” y donde destacamos las recomendaciones más importantes para apoyar a nuestros pacientes:

• Hay muchas formas de apoyar a una persona que está en tratamiento contra el cáncer, pero recomendarle tratamientos seudocientíficos no es una de ellas.

• Muchos pacientes con cáncer viven con la pesada carga de los comentarios de personas cercanas que les hablan una y otra vez de remedios que “deberían” estar utilizando.

• Es muy doloroso para un paciente escuchar que podrían curarse solamente tomando vitaminas o haciendo yoga o tomando jugo de limón/bicarbonato/ajo o simplemente con una “buena actitud”. Eso no les ayuda y sí los mortifica.

• Es muy agresivo para el paciente con cáncer hablarle una y otra vez de remedios simplistas, fantasiosos y no comprobados científicamente. Piensa por un momento:

• ¿De verdad crees que un paciente cuya vida está en juego no ha meditado largamente sobre diversas opciones de tratamiento y no ha considerado cuidadosamente las opiniones de los médicos?

• ¿De verdad crees que un enfermo está tan manipulado por las grandes empresas farmacéuticas que por eso no toma en cuenta el remedio que leíste en una revista de moda?

• Sabemos que quieres ayudar, así que mejor no le digas lo que debería hacer. A cambio apóyala en sus problemas cotidianos como destapar el baño, hacerle el súper o arreglar su casa.

• Es probable que esta actitud de “consejero” en realidad sea una forma de manejar tu propio miedo a morir. Es una forma de decirte a ti mismo: “a mí no me pasará lo que a ti porque yo sí tomaría el remedio X”. Lo cual es tristemente falso.

 

Tus consejos, aunque bienintencionados, en realidad pueden ser:

• Una forma de culpar al propio enfermo por la angustia que te produce su enfermedad.

• Una forma de evadir la responsabilidad ética de apoyarlos en lo que de verdad necesitan.

• Una forma de buscar dar respuestas fáciles o de aliviar nuestro malestar al estar con personas que enfrentan la muerte y que nos hacen pensar en nuestra propia mortalidad.

 

A los enfermas y enfermos de cáncer, apóyalos en la situación en la que están en vez de ignorar su condición con remedios simplistas que no cambiarán su situación. Trata de acompañarlos aún cuando no puedas hacer o decir nada para cambiar la enfermedad. Mantente a su lado aún cuando te des cuenta de tu propia impotencia para evitar su muerte. Tal vez éste sea el regalo más grande que puedes darle.

Te invitamos a leer la nota completa en el siguiente link: http://bit.ly/1RFcVVB

Y si eres paciente con cáncer, familiar o cuidador, ¡estamos contigo! En la lucha contra el cáncer, solo sumando esfuerzos haremos la diferencia. Información, asistencia y asesoría al 5564 0443 y 5658 7705.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s