¿Por qué disminuyen las defensas?

 
La quimioterapia es un tratamiento en el que se usan medicamentos para eliminar o retrasar el crecimiento del cáncer. Se administra a través de pastillas, inyecciones intramusculares o sueros intravenosos.

Debido a que la “quimio” puede llegar a casi todo el cuerpo, se utiliza también para tratar algunos tipos de cáncer que se han propagado a otros órganos (metástasis). 

La quimioterapia actúa al mismo tiempo sobre células cancerosas y células sanas, es decir, afecta el sistema inmunológico y deja al paciente en una posición muy vulnerable. No obstante, la baja de defensas es un síntoma deseable porque significa que el tratamiento está funcionando correctamente.
Por ello, Conocer para Vivir, Red de apoyo para pacientes con cáncer y sus familiares, presenta una serie de recomendaciones para disminuir el riesgo ocasionado por la inmunodepresión:

Defensas bajas*
  • Coma alimentos cocidos, hervidos. Evite los crudos y alimentos sin desinfectar.
  • Desinfecte frutas y verduras. Cuézalas para prevenir que existan bacterias en el alimento.
  • Coma en casa. Así puede tener el control sobre la preparación de los alimentos y su higiene.
  • No deje de comer, si le cuesta trabajo, realice varias comidas al día. Recuerde que su sistema inmunitario está relacionado con su estado nutricional.
  • Salga poco, manténgase fuera  del alcance de animales y personas enfermas.
  • Use cubrebocas.
  • Lávese las manos.
  • Utilice alimentos enlatados para tener la garantía de que estén esterilizados.
  • Desinfecte los cubiertos como platos, tenedores, cucharas y vasos.
  • No consuma alimentos que hayan permanecido a la intemperie por más de una hora.
  • Después de cocer los alimentos, deje que se enfríen por 30 a 45 minutos y métalos al refrigerador.
  • No coloque alimentos crudos cerca de los alimentos cocidos.
  • Para descongelar algún alimento, puede meter al microondas por unos minutos, esto garantizará que esté libre de bacterias.
  • Procure no comer alimentos que lleven más de un día de preparados, pues son más propensos a contener bacterias.
  • Utilice preparaciones que no incluyan huevo crudo algún producto riesgoso, como mariscos y ostiones.
  • Consuma preparaciones hechas en ollas exprés, al horno, hervidos o a la plancha.
  • Después de comer, lave todos los trastes y esterilícelos.
  • No use cubiertos o vasos de otras personas o que hayan permanecido a la intemperie.
  • Desarme aquellos instrumentos de cocina en los que se quede adherido el alimento y sean de difícil lavado, como licuadoras, estractores y cafeteras.
  • Durante la preparación de los alimentos, utilice cubrebocas.
  • Cambie su cepillo de dientes cada 3 meses. Estos pueden contener bacterias.
  • Manténgase alejado  de objetos punzocortantes, como cuchillos, alambres y vidrios, etcétera. Recuerde que su respuesta inmunitaria será más deficiente que en otras personas.
  • No reciba visitas de  personas enfermas.
  • En caso de presentar temperatura, acuda al médico. Así también, en caso de alguna herida reciente o infecciones en vías respiratorias o intestinales.
  • Si debe consumir fórmulas que sean de comercializadas, ya que así asegura que estén esterilizados.

Ejemplo de Menú para las defensas bajas**

Desayuno:
  • Un vaso de leche pasteurizada y hervida.
  • 2 panes blancos tostados en tostador, con mantequilla y espolvoreados con azúcar.

Colación:
  • 3 duraznos en almíbar.
  • 2 bolas de nieve.

Comida:
  • Una taza de verduras enlatadas, sazonadas con 2 cucharas de mantequilla.
  • Una sincronizada.

Ingredientes:
2 tortillas de harina calientes.
2 rebanadas de jamón empacado.
30 g de queso blanco empacado.
Una cucharada de mayonesa.
  • ½ taza de frijoles refritos:
Ingredientes:
½ taza de frijoles enlatados.
Cebolla al gusto.
2 cucharadas de aceite para freír.

Preparación:
Fría la cebolla con el aceite. Ya frita, agregue los frijoles; sirva caliente.

Colación: Atole
Ingredientes:
Una cucharada de fécula.
Un vaso de leche pasteurizada y hervida.
Una rajita de canela.
Azúcar al gusto.

Preparación:
Caliente la leche con la canela y el azúcar. Previamente, disuelva la fécula en ½ taza de agua y agregue al preparado. Agite y sirva caliente.

Acompañe con un bolillo previamente tostado y untado con una cuchara de mantequilla y azúcar espolvoreada.


Cena: Una fórmula enteral comercial de 560 Kcal.

 
Referencia:
* Carolina Jiménez. Cáncer. Preguntas y respuestas, más menús. Editores Mexicanos Unidos, S. A., 1ª. Edición, México, 2011, pp. 112- 115
** Ibíd., pp. 115- 116

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s